“Nicolás Maduro aumentó la gasolina y lo hizo de la peor manera: Estableciendo un sistema discriminatorio”, dijo el diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra.

Guerra criticó que para abastecerse de combustible a precio subsidiado (Bs. 5.000 por litro) sea necesario tener el carnet de la patria, mientras que aquellos venezolanos que no tengan el carnet o usen sus 120 litros mensuales, se verán obligados a pagar los precios internacionales.

“Aquellos que destruyeron la industria petrolera, que saquearon PDVSA, que robaron como les dio la gana, hoy le quieren meter la mano en el bolsillo a los venezolanos”, destacó Guerra.