El espionaje interno de las protestas de trabajadores argentinos por parte de la Gendarmería (fuerza militar y de seguridad) ha sido denunciado por varios diputados de la oposición, quienes piden que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, sea interpelada por estos hechos.

Recientemente se dio a conocer a la opinión pública un “informe” de cuatro páginas que describe los reclamos, la planificación de manifestaciones y acciones de protestas que, un grupo de trabajadores de la empresa “Trident Southern Explorations”, llevaría a cabo para exigir el pago de sus salarios.

El documento pertenecería a la Gendarmería y se habría realizado recabando información a través del espionaje a los trabajadores, acciones que se estarían llevando a cabo con el consentimiento de la ministra Frederic.

La denuncia de estos hechos irregulares la hizo el diputado por Juntos por el Cambio, Álvaro de Lamadrid, quien calificó la situación como grave para la institucionalidad de Argentina, y además destacó que, esta es una prueba de cómo se usa a la Gendarmería para controlar la protesta social.

Lamadrid, que es acompañado en esta denuncia por otros parlamentarios, acusó al gobierno nacional argentino de infiltrarse en asambleas de los trabajadores para conocer de cerca las acciones de protestas que emprenderían, un hecho que viola la Ley de Inteligencia la cual prohíbe el espionaje.

“Trident Southern Explorations” firmó un contrato con el Estado argentino cuyo principal objeto es la extracción de oro y plata de las tierras patagónicas. Sus trabajadores, alrededor de 240 personas, reclaman el pago de salarios atrasados.

Las protestas de los trabajadores de esta empresa se han llevado a cabo en la localidad de Andacollo, Neuquén.

Según trascendió, la ministra Fredreric no estaba la tanto de la elaboración de estos informes de inteligencia, sin embargo; el diputado Lamadrid y varios de sus colegas consideran que es impostergable que Frederic sea interpelada para que aclare estos hechos.

Foto Cortesía