El presidente venezolano Nicolás Maduro, ordenó hoy la realización de un millón de pruebas para COVID-19, en lo que denominó una ofensiva “más demoledora y radical” en contra del virus.

“Han llegado más de un millón de pruebas de China y he ordenado que se haga en esta semana en desarrollo, en la próxima semana, en los próximos días, un millón de pruebas adicionales (…) para ir a la detección real del coronavirus”, precisó.

El mandatario informó que hasta el momento se han aplicado en Venezuela 535.742 pruebas de despistaje para la COVID-19, lo que equivale a 17.858 por millón de habitantes.

En transmisión del canal estatal VTV, el presidente venezolano compartió con especialistas que están al frente de la lucha contra la pandemia y se refirieron a las características de los tratamientos en el país.

El presidente de la empresa científica estatal Quimbiotec, Gregorio Sánchez, precisó que el esquema terapéutico utilizado se basa en fármacos que se encuentran en Venezuela y sobre los que se conocían sus “efectos positivos en tratamientos de otras enfermedades”.