Verónica Noya, esposa del capitán Antonio Sequea, quien fue detenido por su participación en la denominada “Operación Gedeón” exigió que se le respeten todos sus derechos y su vida.

Noya aseguró que recibir la noticia de la detención de su esposo y enterarse de los hechos por redes sociales fue un golpe muy duro para ella. “Mi mayor temor es su vida”, dijo.

En diversas entrevistas en medios de comunicación, ha sido enfática al decir que Sequea y el resto de los detenidos se encuentran en perfecto estado de salud.

Noya también agregó que tiene unos cuatro días que no sabe de su esposo y que actualmente sus abogados se están encargando de la defensa y de averiguar a dónde será trasladado Sequea.