La mañana de este sábado un sismo de magnitud 5,5 sacudió a la isla de Puerto Rico, según lo reportó el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

El movimiento telúrico tuvo su epicentro a unos once kilómetros al sureste de Tallaboa. Pocos minutos después se registraron réplicas de magnitud 4,6.

De momento no se han reportado daños fatales ni se ha generado una alerta de tsunami.

Algunas infraestructuras de la isla sufrieron daños considerables.