La presidenta de la Subcomisión de Fronteras de la Asamblea Nacional, diputada Karim Vera informó que en Táchira se agudiza el hambre y la angustia que va desde el regreso de los venezolanos por la frontera hasta las pocas posibilidades que tienen los ciudadanos de poder adquirir lo esencial para alimentarse.

Vera explicó “con cuatro dólares, que es lo equivalente al salario mínimo, podemos comprar un kilo de arroz, un kilo de harina y un kilo de pasta o un cartón de huevos y el kilo de carne sobre pasa los 800 mil bolívares, que además se debe estirar un mes, no se pueden pagar los servicios, condominio y nos aferramos a la fe para que nadie en el hogar se enferme, así vivimos en el Táchira, con el Cristo en la boca”.

En ese sentido, recordó que la mayoría de los tachirenses viajaban frecuentemente a Cúcuta para poder rendir los pocos recursos, pero con la situación del coronavirus es imposible. “Vivimos un verdadero calvario, es otra mentira que se hable de protección al consumidor, cuando los mismos usurpadores son los que han ocasionado la desgracia que enfrentamos en el país, el mismo que en el pasado atendió y recibió a centenares de familias extranjeras hoy sólo hay hambre, miseria, desidia y abandono”.

La parlamentaria lamentó que “se haya perdido el miedo al Covid_19, los ciudadanos salen a las calles en busca de alimentos y se reinventan para ganar dinero, el hambre hoy día representa una gran amenaza para la familia tachirense y no podemos culparlos, porque cuando el hambre llega no conoce de modales, de cuarentena, de política, religión ni estrato social”.