La canciller alemana Angela Merkel dijo hoy en el Diálogo Climático de Petersberg que “se requiere un paquete integral de medidas” con inversiones en infraestructura amigable con el ambiente y una adecuada fijación de precios del dióxido de carbono.

Merkel “dio la bienvenida” a las propuestas de la UE para incluir sectores adicionales y fijar el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero entre 50 y 55 por ciento en comparación con el nivel de 1990. El objetivo actual es una reducción de 40 por ciento.

Debido a las restricciones por la COVID-19, el Diálogo Climático de Petersberg, una conferencia climática de dos días organizada por Alemania y este año organizada junto con Reino Unido, se realizó a través de videoconferencia.

Merkel dijo que a pesar de la crisis del coronavirus, la tarea sigue siendo implementar el Acuerdo de París sobre protección climática “con seriedad y pasión”.

No debemos “pensar únicamente a nivel nacional”, sino que también debemos promover los compromisos internacionales, enfatizó Merkel, quien pidió un enfoque mundial conjunto ante la crisis climática.