La Fuerza Aérea de Estados Unidos anunció este lunes que se ha sumado a las labores conjuntas para contener el brote de COVID-19 entre los marineros del portaaviones USS Theodore Roosevelt, que atracó en Guam el mes pasado.

En un comunicado de prensa, detalló que la facción 36 está levantando un sistema de apoyo médico expedicionario (EMEDS, por sus siglas en inglés) sobre el terreno del Hospital Naval del Guam, donde se está tratando a cientos de marineros que se contagiaron con la COVID-19.

El lunes, la Armada informó de que se habían hecho las pruebas de la enfermedad al 94 por ciento de la tripulación, de la que 678 dio positivo y 3.904, negativo.

La instalación EMEDS, que estará completada en un par de días según estimó, consta de 11 unidades médicas y seis de almacenamiento, añadió la fuente.

“Es realmente una labor culminada de muchas unidades diferentes de diversas bases llevar a cabo la logística de conseguir todos los suministros para esta operación”, subrayó el teniente coronel David Johnson, comandante de la fuerza para la operación.