Más de 50.000 personas fueron detenidas, demoradas o notificadas por fuerzas las federales en Argentina acusadas de violar la cuarentena dispuesta por el Gobierno para mitigar la propagación de la COVID-19 en el país, donde se han registrado 2.839 casos, 132 de ellos mortales.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio rige desde el 20 de marzo hasta el 26 de abril.

Un informe actualizado hasta las 14:00 hora local del sábado (17:00 GMT) del Ministerio de Seguridad puntualizó que desde el 20 de marzo la Policía Federal Argentina, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria controlaron un total de 2.757.776 personas.

“De esa cifra, 50.646 fueron detenidas, demoradas o notificadas y trasladadas hasta sus domicilios por no cumplir con el aislamiento obligatorio”, dijo el reporte que difundió la agencia estatal de noticias, Télam.

En el mismo período se controlaron 1.978.430 vehículos y fueron decomisadas 3.845 unidades.