La ciudad de Buenos Aires instaló hoy su primer sistema de cámaras termográficas para controlar a distancia la temperatura corporal de las personas que utilizan el transporte público, medida adoptada para prevenir contagios de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

El sistema fue instalado en el ingreso del Centro de Transbordo Constitución, al sur de la capital, punto neurálgico del sistema de transporte en el que confluyen servicios ferroviarios, de transporte subterráneo (metro) y de autobuses.

El jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó durante el acto de presentación que el sistema “es un nuevo dispositivo para cuidar a la gente”.

“Hoy incorporamos el primero de estos medidores de fiebre, que miden a todos los que entran y salen de la estación Constitución, la principal entrada de la ciudad de Buenos Aires”, dijo el alcalde.

La tecnología, denominada “Sistema Infrarrojo de Detección Rápida de Temperatura Corporal”, analiza las caras de las personas y mide la fiebre.

Las cámaras tienen un error de 0.3 grados centígrados y fueron configuradas en 37.9 grados centígrados. Cada dispositivo puede leer la temperatura de más de 50 personas al mismo tiempo y se instalarán los próximos días en otros centros de transbordo de Buenos Aires.

Argentina ha confirmado hasta el mediodía del jueves un total de 2.571 casos de la COVID-19, de los cuales 648 corresponden a la ciudad de Buenos Aires.