Catia se encuentra clausurada. El ingreso y la salida de este sector de la capital venezolana están restringidos, así como la libre circulación de sus habitantes por las calles.

La única forma de transitar por las calles es con la expedición de un “Pase de Movilidad” que entregan los consejos comunales a las personas, de no tenerlo está prohibida la salida de sus viviendas.

Los habitantes del sector se quejaron ante esta nueva medida impuesta por las autoridades, debido a que los encierran sin contar con alimentos y servicios básicos.

Esta es una de las medidas que se han tomado para frenar el avance del coronavirus, sin embargo; no ha sido recibida con beneplácito por los habitantes de la zona.