El cubano Ismael Borrero, campeón olímpico y mundial de lucha grecorromana, recibió el alta médica en un hospital de La Habana donde fue atendido por dar positivo a la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), informó un directivo del Instituto Cubano de Deportes (Inder).

“Hoy es un día súper especial para todos los seguidores de la lucha cubana en cualquier rincón del mundo”, expresó a medios locales el comisionado nacional de la disciplina, Luis de la Portilla, la noche del jueves.

Tras destacar que Borrero está “sano y muy fuerte sicológicamente”, el directivo apuntó que “ahora cumplirá con el aislamiento que toca a todos y cuando podamos volverá a los colchones”.

Borrero, de 28 años y monarca de los 59 kilogramos, permanecía ingresado desde finales de marzo en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) después de ser notificado como positivo a la COVID-19, dos semanas después de regresar de un torneo en Ottawa, Canadá.