España registró 605 muertes por la COVID-19 en las últimas 24 horas, el menor número de fallecimientos en un período de 24 horas desde el 24 de marzo, mientras su número total de casos confirmados aumentó a 157.022 hasta el jueves por la noche, según el Ministerio de Sanidad.