China ampliará la regulación macroeconómica y dará más apoyo crediticio a las compañías más pequeñas y a las privadas, se indicó en una declaración emitida luego de una reunión del comité de estabilidad financiera y desarrollo del Consejo de Estado.

La reunión, presidida el martes por el viceprimer ministro chino Liu He, también prometió hacer buen uso de los mercados de capital, reponer el capital de los bancos pequeños y medianos y mantener una estrecha atención a la pandemia del nuevo coronavirus y a las situaciones económica y financiera mundiales.

Desde el brote de la epidemia de COVID-19, China ha utilizado una variedad de herramientas de políticas para mantener una liquidez razonablemente suficiente, mantener abierto con normalidad su mercado accionario, aumentar los canales de financiamiento de bajo costo para las compañías y brindar servicios financieros diferenciados, en un intento por acelerar la reanudación de labores y mantener la estabilidad económica general. En la siguiente etapa, el comité no escatimará esfuerzos para apuntalar la economía, se indicó en la reunión.