Scarlet Pinto, de 22 años de edad, fue detenida por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) por obligar a su hijo de cinco años a consumir gasoil.

Pinto, quien habría estado suministrando a su hijo el gasoil a través de una inyectadora, llevó al menor a un centro asistencial del estado Aragua, lugar en el que los médicos denunciaron la situación ante las autoridades.

Se pudo conocer que el pequeño era maltratado por la pareja de su madre, quien le propinaba golpizas si el menor se negaba a dormir cuando se lo ordenaban.

El infante se encuentra en estado crítico y su madre está a la orden de las autoridades competentes.