El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al secretario de Defensa, Mark Esper, anunció el despliegue de la fuerza naval militar norteamericana en el Caribe y cerca de las costas de Venezuela como parte de la estrategia para combatir el narcotráfico.

“No permitiremos que los carteles de la droga aprovechen la pandemia del coronavirus para amenazar la vida de los estadounidenses”, dijo Trump al momento de hacer el anuncio.

Aviones, helicópteros, buques de combate y barcos destructores forman parte de la artillería que se desplegara en este operativo que se trata de una versión mejorada de la lucha de Estados Unidos contra el narcotráfico.

En Venezuela la noticia fue recibida con beneplácito por un sector y con críticas de otro. Mientras que la oficina de comunicaciones de Juan Guaidó saludó la iniciativa y la calificó de positiva, Jorge Rodríguez la consideró una estrategia para desviar la atención de las muertes que se han registrado en Estados Unidos por el coronavirus.

El lanzamiento de este plan se genera justo después que la administración de Trump ofreciera una recompensa por la captura de Nicolás Maduro y parte de sus colaboradores, a quienes considera piezas claves del esquema de tráfico de drogas en el continente.