Según el medio de comunicación chino Caixin, el gobierno de ese país pudo haber ocultado al menos unas 40 mil muertes desde que se desató el brote de coronavirus a finales del año pasado.

Oficialmente en Wuhan murieron 2.553 personas por el Covid-19, sin embargo; la gran cantidad de urnas y la actividad que se registra en los crematorios de la ciudad parecieran indicar lo contrario.

Diariamente se estarían entregando 500 urnas a los familiares de las personas fallecidas, lo que no concuerda con las cifras oficiales que dio a conocer el gobierno chino.

La entrada a los crematorios a los medios de comunicación está prohibida, las autoridades chinas alegan que se debe guardar respeto a los fallecidos y a sus familiares, cumpliendo así las tradiciones del país asiático.

Quienes también ponen en duda las cifras ofrecidas por el gobierno de China son las autoridades estadounidenses, un informe de la inteligencia de ese país asegura que China ocultó la cantidad de fallecidos y la gravedad de la pandemia.

De momento la peor etapa ya pasó para Wuhan, no obstante; las autoridades se mantienen alertas puesto que surgió un nuevo caso de Covid-19, el cual proviene del exterior. Se trataría de una persona proveniente de el Reino Unido.

Información: Infobae