El primer lote de 150 cajas de 300.000 mascarillas de estándar europeo exportadas por la Base Nacional de Comercio Cultural Internacional (Shanghai) despegó en la mañana del domingo del Aeropuerto Internacional Pudong de Shanghai directamente hacia la ciudad española de Barcelona, y hoy lunes fueron distribuidas a diferentes hospitales y centros locales de control de enfermedades.

Según la base, un segundo lote, compuesto por 1,2 millones de mascarillas de protección médica y otros materiales antiepidémicos, ya está siendo preparado para su envío.

Con la continua propagación de la neumonía COVID-19 en todo el mundo, la demanda internacional de materiales de prevención de epidemias es cada vez más apremiante. Clientes de España, Alemania, Bélgica y Brasil, entre otros, necesitan una amplia gama de materiales, y han puesto a prueba la capacidad de producción y almacenamiento de mascarillas desechables, prendas de protección para médicos, termómetros y kits de detección de ácido nucleico.

La base se encuentra en la Zona de Libre Comercio de Waigaoqiao, en la municipalidad oriental de Shanghai.