La petrolera Rusa Rosneft anunció este sábado el cese de sus operaciones en Venezuela a través de un comunicado en el que especificó que se “llegó a un acuerdo con la compañía que es 100% propiedad del gobierno de la Federación Rusa, para vender todos sus intereses y cesar la participación en sus negocios en Venezuela”.

Esta decisión ha sido considerada por expertos como una medida del Rusia para proteger a Rosneft de las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Venezuela.

Rosneft explicó que procederá a la venta de todos sus negocios en territorio venezolano a una compañía que es 100% propiedad del gobierno ruso.

En apariencia en dicha compañía no interviene el capital privado, contrario a lo que ocurre en Rosneft.

Foto cortesía