El mayor general retirado, Cliver Alcalá, informó que en las próximas horas se entregará a las autoridades colombianas, luego de que el gobierno de los Estados Unidos ofreciera una recompensa de 10 millones de dólares por su captura.

A través de su cuenta en Twitter, Alcalá informó que hace meses se está conformando una unidad para la liberación de Venezuela la cual ha sido difícil de consolidar por tropiezos con testaferros de la oposición y del gobierno.

Alcalá informó que las armas incautadas en Colombia son armas venezolanas que forman parte de un convenio que se firmó con Juan Guaidó, J.J. Rendón y asesores norteamericanos.

Según Alcalá toda esta situación la conoce Leopoldo López e Iván Simonovis. “No voy a huir, no tengo por qué huir, porque tengo la defensa de que mi trabajo era por el pueblo venezolano”, dijo Alcalá.