Todas las fronteras de Perú permanecerán cerradas como parte de las medidas que ha tomado el gobierno de Martín Vizcarra para evitar la propagación del coronavirus.

La decisión fue dada a conocer este domingo, cuando tambipen se declaró estado de emergencia nacional y se prohibió la movilización de toda la ciudadanía.

Fuerzas de seguridad del Perú serán las encargadas de velar por el cumplimiento de estos decretos de emergencia que prohíben reuniones, libre tránsito y movilización innecesaria.