El último paciente infectado por COVID-19 en la provincia de Shanxi, norte de China, fue dado de alta del hospital hoy viernes, con lo que los casos confirmados existentes llegaron a cero en la provincia.

Se trata de una mujer que fue dada de alta del hospital de enfermedades infecciosas de la ciudad de Jinzhong después de la recuperación.

La provincia había reportado 133 casos confirmados. La medicina tradicional china fue usada ampliamente en el tratamiento de pacientes, dijo Zhang Bo, quien ocupa la subdirección de la comisión provincial de salud.

Ningún paciente ha muerto y ningún trabajador médico se infectó en la provincia, según Zhang.

Shanxi no ha reportado ningún caso confirmado durante 17 días consecutivos, agregó.

La provincia ha reducido su respuesta de emergencia hacia el brote del nuevo coronavirus del nivel dos al tres. FUENTE: Xihuan