Todos los partidos del fútbol argentino se disputarán a puerta cerrada “hasta nuevo aviso” como medida preventiva ante la propagación del nuevo coronavirus.

Así lo informó hoy el Ministerio de Turismo y Deportes de Argentina, dirigido por Matías Lammens, ex presidente del club San Lorenzo de Almagro.

“Hemos tomado la decisión (con el Ministerio de Salud) de suspender preventivamente y hasta nuevo aviso la concurrencia de público de cualquier parcialidad en todos los eventos deportivos a desarrollarse en todo el territorio nacional”, indicó.

Añadió en un comunicado que la determinación tiene el objetivo de minimizar el impacto sanitario de la propagación de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

El fin de semana próximo comenzará la Copa Superliga, por lo que todos los partidos serán sin público, al igual que el resto de las categorías del fútbol argentino.