El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, pidió a las autoridades migratorias de ese país que prohíba la entrada de extranjeros no residentes como una de las medidas para evitar casos de coronavirus en territorio salvadoreño.

Las únicas personas que no vivan en El Salvador y que pueden entrar al país serán diplomáticos, según informaron las autoridades salvadoreñas que hasta el momento no han reportado algún caso de coronavirus.

Como otra de las medidas anunciadas por Bukele está la suspensión de las clases por los próximos 21 días, para evitar algún posible contagio de este mortal virus que ha sido decretado por la Organización Mundial de la Salud como una pandemia.