El presidente chino, Xi Jinping, elogió hoy martes al personal médico del país y lo definió como “los ángeles más bellos” y “mensajeros de luz y esperanza”, durante una inspección al centro de comando del Hospital Huoshenshan, en Wuhan, epicentro del brote de COVID-19.

Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China y presidente de la Comisión Militar Central, dijo que el personal sanitario, incluidos los que hacen parte de las fuerzas militares, acudió sin vacilación a la provincia de Hubei y a su capital, Wuhan, tan pronto se desató el brote viral, e hizo importantes aportes para contener la epidemia.

Los profesionales sanitarios de primera línea han asumido las misiones más arduas, manifestó Xi, y los llamó “las personas más admirables de la nueva era”, quienes merecen los más altos honores.

 Xi también pidió al personal sanitario fortalecer su protección personal. FUENTE: Xihuant