El presidente de Perú, Martín Vizcarra, informó que su gobierno está considerando la posibilidad de aplicar la pena de muerte en los casos de violaciones.

Esta información la dio a conocer en una entrevista ofrecida a un medio de comunicación de ese país, sin embargo; se mostró muy cauteloso al hablar de ese tema por considerar que “se deben estudiar todas las opciones… No quisiera adelantar opiniones sobre la pena de muerte”, acotó Vizcarra.

Una de las banderas del gobierno de Perú ha sido acabar con los femicidios y tratar de cambiar la cultura machista, que a juicio del Ejecutivo, existe en el país suramericano.