Al menos 22 muertos y millonarias pérdidas materiales dejaron a su paso los potentes tornados que este martes tocaron tierra en Tennesse, según el reporte de las autoridades locales.

Más de cuarenta derrumbes se han generado en toda la ciudad y son muchas las zonas que se encuentran incomunicadas por el daño que causaron los tornados en las vías.

Los servicios como luz, agua, Internet y telefonía han sido suspendidos de momento, y en diversos puntos de la ciudad se han habilitado centros de atención de emergencia.

Las escuelas han paralizado sus actividades y la Cruz Roja se ha desplegado para atender a las personas y comunidades afectadas.