Víctor José Estaba Ascanio, primer teniente del Ejército Nacional Bolivariano y Johnan Vladimir Márquez de Guerra, soldado, fueron acusados y privados de libertad por la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional simple por el Juzgado Cuadragésimo Tercero de Primera Instancia en Funciones de Control del Área Metropolitana de Caracas.

Estos ciudadanos habrían sido los responsables de acabar con la vida de Ayendry Dianelys Moreno López, detective de la División de Investigaciones Contra Hurtos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística (CICPC), quien recibió tres disparos en la alcabala 3 de Fuerte Tiuna.

Los efectivos castrenses permanecerán recluidos en el Destacamento de la Policía Militar del Fuerte.

Sobre el asesinato de la detective del Cicpc hay versiones distintas, una de ellas indica que la mujer hizo caso omiso a la voz de alto de los militares, mientras que otra asegura que efectivos militares las abordaron a la mujer de forma violenta y se formó un altercado.