Llegaron desde la lejana Tailandia y ahora los “ice cream rolls” se quedaron en el paladar de los peruanos.

Su elaboración es uno de los aspectos esenciales para lograr su sabor, ha llamado la atención en todo el mundo, hasta el punto de que el procedimiento se ha viralizado en Internet como un hecho curioso o sorprendente.

La novedad en este helado es que se prepara en una plancha de acero a muy baja temperatura. Sobre ésta se esparcen los ingredientes a gusto del cliente que pueden ser: frutas frescas, galletas, chocolates, piña, kiwi, arándanos o fresa, así como una generosa dosis de fugde o manjar blanco; todo un placer para degustar un paladar exigente. El carácter “exótico” de esta receta ha desempeñado un papel clave en la popularización de la misma en Occidente y el continente suramericano.