En la ciudad de San Pablo se registró el primer caso de cornavirus de América Latina, se trata de un hombre de 61 años de edad que viajó a Italia y dio positivo en los exámenes médicos que se le practicaron.

El paciente se encuentra estable, con aislamiento en su domicilio y bajo estricta observación médica. Las autoridades sanitaria de Brasil continúan haciendo los estudios que permitan determinar con exactitud la patología del paciente, a la par que pidieron cautela con el manejo de la información.

A pesar de que los casos de contagios y decesos han disminuido en China, en otros países como Italia, donde ya se registran 12 fallecidos y más de 370 contagiados, la realidad parece ser distinta.

El jefe de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China, Bruce Aylward, aplaudió los esfuerzos de ese país para combatir la enfermedad, pero advirtió que el mundo no está preparado para hacerle frente al mortal virus.

Aylward instó a las autoridades sanitarias del mundo a redoblar esfuerzos por atacar al coronavirus de manera inmediata. “No estamos preparados como deberíamos desde el punto de vista psicológico y material”, puntualizó.