El expresidente de Egipto, Honsi Mubarak, quien gobernó a ese país por más de tres décadas y salió del poder tras una revuelta popular, falleció a los 91 años de edad este martes.

Desde que Mubarak abandonó el poder, se especuló mucho acerca de su estado de salud. Estuvo en varias ocasiones recluido en hospitales y se llegó a decir que el exmandatario sufría de cáncer, fuerte depresión, problemas respiratorios y cardiovasculares.

La televisión egipcia confirmó su deceso e informó que los actos velatorios se realizarán este miércoles.

Mubarak enfrentó fuertes protestas populares que se prolongaron durante 18 días, razón que lo obligó a renunciar a su cargo, en el que estuvo por más de 30 años.