Ricky Martin abrió el Festival de Viña del Mar con un show que dejó boquiabierto al público y a los mismos presentadores de la gala, quienes al consultarle a la estrella boricua si podían darle un beso, no solo les dijo que sí, sino que se atrevió a darle un beso en la boca a ambos.

La Quinta Vergara fue el escenario para que Ricky Martin pusiera a bailar y a cantar a los presentes todos su grandes éxitos. El show lo abrió con la canción “Tiburones” de su próxima producción discográfica y continuó interpretando temas como “Tal Vez”, “Vuelve”, “La Mordidita” y otros.