La diputada a la Asamblea Nacional, Karim Vera, descalificó el acto dela asamblea nacional constituyente en la frontera con Colombia. “Como es posible que Bernal y Cabello vengan al Táchira a celebrar un acto de delincuencia, el sabotaje del ingreso de la ayuda humanitaria el año pasado, se nota que a ellos no les importa lo que están viviendo los venezolanos sino perpetuarse en el poder aunque el costo sea la pérdida de vidas”.

La también dirigente nacional de Primero Justicia, aseguró que desde hace un tiempo cualquiera monta actos delincuenciales y entregan lo que históricamente era valioso, la espada de Bolívar, “¿Cuáles son los méritos que tiene Cabello para recibir la espada de Bolívar? Cómo es posible que celebren un ataque armado a venezolanos que quieren un mejor país”.

En ese sentido criticó que días antes y durante los actos la luz no falló, por lo que tildó los cortes eléctricos como manipulación política, “no tienen vergüenza, hacen pasar las de Caín a los tachirenses con el servicio eléctrico, traen su espectáculo y todo funciona bien, se lo llevan y vuelven a dejar al estado en penumbra, entre la retaliación política y la desinversión están acabando con el estado”.

A propósito de los continuos cortes eléctricos Vera señaló que no hay quien le ponga el cascabel al gato “vino el ministro usurpador de energía eléctrica y lo único que hizo es en lo que se destacan, nada, no trajo solución a los problemas de los tachirenses, nosotros lo que pedimos es que de una vez por toda se hagan a un lado y dejen que personas competentes se hagan cargo del país y le puedan meter el pecho a los tantos problemas existentes en los servicios públicos, inseguridad, economía, entre tantas deficiencias que tiene el país en este momento”.

La parlamentaria aprovechó de alertar la situación que se agudiza en la entidad respecto al suministro de combustible “se va a agravar, ya que la mayoría de las bombas no tienen planta eléctrica, entonces, cómo trabajar, el contrabando va a ser cada vez peor y los usurpadores y coronados del desastre andan siendo partícipes de la precaria situación en la que nos quieren mantener”.