Bernie Sanders se impuso en las elecciones demócratas en Nevada este fin de semana y se perfila como el favorito a la candidatura presidencial para enfrentar a Donald Trump.

Sanders, de 78 años de edad, se anota otro triunfo después de haber salido también victorioso en New Hampshire. Estos resultados han despertado preocupación en el Partido Demócrata, puesto que consideran que Sanders es un candidato muy liberal para hacer frente a Trump.

Nevada ha sido la tercera parada de estas elecciones internas y es un estado que cuenta con una gran diversidad de pobladores. El 30% de sus habitantes es hispano, el 10% afroamericano, el 10% asiático y el resto es blanco.

Según estimaciones fueron unos 75 mil votantes los que participaron en este proceso,