Según el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) acerca de Colombia, los migrantes venezolanos estarían estimulando la economía del país neogranadino.

A pesar de que la llegada de unos dos millones de venezolanos le ha costado al fisco colombiano alrededor del 0,25% de su PIB, el FMI estima que ese índice disminuya, tomando en cuenta que en 2019 los venezolanos hicieron crecer la economía un 0,25.

En el informe el FMI destaca los esfuerzos de Colombia al acoger a la migración venezolana y facilitar los mecanismos que contribuyan a insertarlos en el mercado laboral y la economía.

Uno de los aspectos que destaca el FMI es que la economía podrá seguir creciendo con el aporte de los venezolanos, a medida que se incorporen en formalmente en la economía.