La justicia española citó a declarar en calidad de imputado a Raúl Gorrín, dueño de Globovisión, en el marco de la investigación que se adelanta por lavado de dinero proveniente de PDVSA en ese país.

La declaración de Gorrín debe realizarse el próximo 26 de febrero y, junto a él, también está citada como testigo, Ceciree Carolina Casanova Rangel, ex gerente encargada de Recursos Humanos de la Electricidad de Caracas.

Gorrín actualmente es considerado prófugo de la justicia estadounidense que le imputa nueve cargos, entre los que destacan conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y conspiración para cometer lavado de dinero.