Mikaela Spielberg de 23 años, hija del afamado cineasta Steven Spielberg ha dejado muy claro a lo que se quiere dedicar, dejando a sus padres bastante intrigados con su decisión.  Y es que la joven que quiere convertirse en actriz porno y aspirante a bailarina exótica.

Mikaela en una entrevista que le realizó el periódico británico The Sun, revelo que ya ha comenzado a producir sus propios videos eróticos. Y actualmente está viendo la posibilidad de tener una licencia como trabajadora sexual para poder ser bailarina en algún club de striptease.

La Joven añadió: “Acabo de lanzar mi carrera autoproducida en entretenimiento para adultos. El objetivo es que sea segura, sana, consensuada. Mi cuerpo, mi vida, mi salario, mi decisión. No le debo a nadie mi autonomía ni mi virtud sólo por tener un nombre”.