Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), aseguró que el principal problema de Latinoamérica es “cuando gobierna un burro, cuando una empresa la dirige un burro, ese problema es irresoluble”.

Estas declaraciones las ofreció en una conferencia de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, en la que pronunció un discurso enfocado en la paz social y la democracia en América Latina.

La intervención de Almagro provocó una serie de protestas de manifestantes identificados con movimientos de izquierda, quienes se apostaron a las afueras del lugar del evento para gritar consignas en contra del Secretario General de la OEA.

Almagro busca en marzo su reelección en el cargo, para lo que necesita 18 votos de los 34 miembros de la OEA.