La locutora venezolana Caterina Valentino enfrentó a sus haters en redes sociales a través de una publicación en la que replicó algunos comentarios que sugerían que tenía un “suggar daddy” o que su éxito se debía a una supuesta vinculación con “enchufados”.

Valentino también aprovechó la ocasión, para una vez más, aclarar que no es lesbiana y pidió que dejen de etiquetar a la gente por sus preferencias sexuales.

La animadora venezolana fue enfática al decir que su éxito es fruto de su esfuerzo y trabajo. “Yo no estoy de paracaidista en este medio. Yo tengo mucho tiempo trabajando”, dijo Valentino.

“No podemos tachar a todo el mundo. Se que estuvo muy de moda las bellas y bendecidas. Yo no formo parte de este grupo. Si alguien dice lo contrario que presente las pruebas”, recalcó Valentino.

“Me llena de profundo orgullo y satisfacción que somos más los buenos… Los quiero mucho”, finalizó Valentino.

View this post on Instagram

NO MÁS! No más a aquél que piensa que en este país, no hay gente con valores. NO TODO EL QUE TRABAJA ES #ENCHUFADO! 🛑EN ESTE PAÍS AÚN QUEDA MUCHA GENTE VALIOSA, HONESTA Y TRABAJADORA!🇻🇪 🇻🇪🇻🇪𝐓𝐄𝐍𝐄𝐌𝐎𝐒 𝐐𝐔𝐄 𝐃𝐄𝐉𝐀𝐑 𝐃𝐄 𝐂𝐑𝐈𝐓𝐈𝐂𝐀𝐑. 𝐘 𝐇𝐀𝐂𝐄𝐑. 𝐇𝐀𝐂𝐄𝐑 𝐌Á𝐒! TRABAJEN! 𝐍𝐨 𝐩𝐨𝐝𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐬𝐞𝐫 𝐧𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐨𝐬 𝐩𝐫𝐨𝐩𝐢𝐨𝐬 𝐞𝐧𝐞𝐦𝐢𝐠𝐨𝐬. . . . Y a mis “colegas” (unos cuantos por cierto) 𝐋𝐎𝐒 𝐐𝐔𝐄 𝐌𝐄 𝐂𝐑𝐈𝐓𝐈𝐂𝐀𝐍 por la VERSATILIDAD! Qué bendecida de tener estos dones. RENNY OTTOLINA era político, animador, corredor de autos, imagen de campañas publicitarias, locutor y fue el NÚMERO 1. El NÚMERO 1 en PERIODISMO Y ENTRETENIMIENTO. #NoMasCriticasDestructivas 𝐏𝐒: 𝐀 𝐕𝐄𝐂𝐄𝐒, 𝐀 𝐅𝐔𝐄𝐑𝐙𝐀 𝐃𝐄 𝐓𝐀𝐍𝐓𝐎 𝐕𝐄𝐑 𝐀 𝐋𝐀 𝐁𝐄𝐒𝐓𝐈𝐀 𝐍𝐎𝐒 𝐂𝐎𝐍𝐕𝐄𝐑𝐓𝐈𝐌𝐎𝐒 𝐄𝐍 𝐄𝐋𝐋𝐀.

A post shared by CATERINA VALENTINO (@caterinavalentino) on