Un avión que aterrizó de emergencia en el Aeropuerto Reina Beatrix de Aruba fue retenido y sus tripulantes puestos a la orden de las autoridades, quienes se percataron que llevaban una carga de 932 kilos de oro de alta pureza.

Se pudo conocer que la aeronave despegó desde una carretera solitaria a las afueras de Ciudad Bolívar. Al momento de su revisión trascendió que las siglas que usaba correspondían a un avión monomotor que no volaba hace más de 20 años.

Los tres tripulantes, de nacionalidad venezolana, quedaron detenidos y serán deportados a los Estados Unidos donde se le imputarán cargos criminales.

En este procedimiento participaron agentes federales estadounidenses, quienes estimaron que el valor de la carga se acerca a los 50 millones de dólares.

Las investigaciones, que ya se han iniciado, buscan esclarecer cuál era el motivo del traslado de este oro, que tenía como destino final los países árabes.

El gobierno de Maduro ha sido acusado en diversas ocasiones de enriquecerse ilícitamente con el oro venezolano, el cual se extrae del arco minero, una actividad que además ha traído un impacto ambiental irreparable.