Esta semana en Brasil fue detenida una pareja de sordomudos venezolanos que se dedicaba al tráfico de personas de su misma condición, según informaron autoridades policiales de ese país.

El modus operandi de esta pareja se basaba en convencer a sus connacionales de ir a Brasil donde ellos le aseguraban que le conseguirían un empleo, las víctimas accedían y cuando llegaban al vecino país, les retenían su documentación y los obligaban a pedir limosna en la calle.

Se pudo conocer que semanalmente la pareja recababa cerca de 400 dólares que provenían de lo que sus víctimas mendigaban, quienes podían regresar a la casa donde estaban ubicados solo cuando cumplieran con la cuota que les exigían sus captores.

La detención de estas personas se produjo en una barriada de Río de Janeiro, donde les incautaron la documentación de sus víctimas y dinero en efectivo.