Una investigación exhaustiva solicitó la Asamblea Nacional al gobierno español por el viaje que hizo Delcy Rodríguez a ese país, y en el que se habría reunido con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

El pasado 19 de enero Rodríguez habría estado en territorio español, aún cuando forma parte del grupo de colaboradores de Nicolás Maduro que fueron sancionados por la Unión Europea, y que no tienen permitido ingresar a España.

Ante la filtración de esta información, el gobierno español negó que hayan recibido a Rodríguez y aseveró que cumplen estrictamente con las sanciones de la Unión Europea.

El escándalo por este viaje continúo su escalada cuando corrió el rumor que aseguraba que Rodríguez le exigió al presidente Pedro Sánchez, que no recibiera a Juan Guaidó en su gira internacional.