Durante su primera audiencia judicial en Caracas, la ex senadora colombiana, Aída Merlano, pidió a Nicolás Maduro que la proteja y que su caso fuese llevado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Merlano pidió este jueves disculpas por ingresar de forma ilícita al país y aseguró que su caso ha sido un montaje de la clase política tradicional de Colombia.

En ese mismo orden de ideas, agregó que ella ha sido testigo de la entrega de grandes sumas de dinero en campañas electorales para la compra de votos, específicamente en la campaña del ex presidente Álvaro Uribe.

Merlano fue detenida en el estado Zulia y es solicitada por las autoridades judiciales de Colombia.