Un bebé de once meses de nacido murió este fin de semana mientras su hermanito jugaba con él y accidentalmente cayó en un tobo de agua donde se ahogó.

El trágico hecho ocurrió en la ciudad de Medellín y, según los reportes policiales, un descuido de la madre trajo como consecuencia este desenlace fatal.

Al parecer, la madre del infante estaba haciendo labores del hogar, mientras que su hermanito de tres años de edad jugaba con un tobo lleno de agua, donde el bebé cayó inesperadamente.

A pesar de las atenciones médicas que el pequeño recibió en un centro de salud a la que la madre lo llevó de inmediato, lamentablemente los médicos no pudieron salvarlo.

Se pudo conocer que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar iniciará un proceso en contra de la madre.