Los 4 mil 250 kilómetros de frontera entre Rusia y China fueron cerrados como medida de lucha en contra de la propagación del coronavirus, que hasta el momento ha causado unas 170 muertes.

Así lo anunció el gobierno ruso en la voz del primer ministro Mijaíl Mishustin, quien además aseguró que el gobierno de su país ha cancelado la entrega de visados a ciudadanos chinos de manera temporal.

Hasta el momento en Rusia no se ha detectado ningún caso de coronavirus, mientras tanto las autoridades de este país informaron que se mantienen en contacto permanente con la Organización Mundial de la Salud y el gobierno chino.