A través de su cuenta en Twitter, Nicolás Maduro aseguró que él no compra sus zapatos en Miami o en París, que los compra en su “querida Catia, hechos por las manos especializadas de las y los trabajadores venezolanos”.

La publicación la hizo en medio del anuncio del lanzamiento del “Plan Z”, con el que promete confeccionar unos 20 millones de pares de zapatos.