Las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) acabaron con la vida de Alsis Barquero Vásquez Batista, un hombre que perdió la movilidad del brazo derecho años atrás y era padre de tres menores de edad.

Según afirman sus familiares, durante un operativo los funcionarios de las Faes interceptaron a Vásquez Batista en el sector Nuevo Horizonte de Catia, donde sin mediar palabra le dispararon y le ocasionaron la muerte.

Vásquez Batista se dedicaba a la venta de verduras en la Plaza Sucre y había perdido la movilidad completa de su brazo derecho, cuando en una oportunidad quedó atrapado en un enfrentamiento de bandas en Lídice y una bala se alojo en su hombro, causándole daños irreparables.