Los Cardenales de Lara derrotaron 4-2 a Caribes en el séptimo juego de la gran final y se han titulado bi-campeones del béisbol venezolano, en un encuentro que se disputó en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barqusimeto.

Unos 17 mil fanáticos colmaron las gradas del estadio y celebraron que los Cardenales de Lara se llevaran el título de la temporada en casa, hecho que no ocurría hace 21 años.

Las calles de Barquisimeto están colmadas de conductores y y miles de personas que celebran esta victoria.