Al menos cuatro personas fallecieron luego de que un terremoto de magnitud 6,5 sacudiera a Turquía este viernes.

El sismo se produjo en la localidad de Elazig y llegó a sentirse en Irak y Siria. Hasta el momento se han sentido unas 15 réplicas que han llegado a alcanzar la magnitud de 5,4.

Varios edificios han cedido por completo y es por ello que el gobierno ha activado equipos de emergencia, que trabajan en las labores de rescate de personas que probablemente se encuentren bajo los escombros.

Las labores de rescate se han dificultado por la oscuridad de la noche, incluso circularon imágenes en redes sociales de un edificio que arde en llamas a causa de una fuga de gas ocasionada por el movimiento telúrico.