Allison Arwady, jefa de Salud Pública de Chicago, confirmó el segundo caso de coronavirus en ese país.

Se trata de una sexagenaria que volvió el pasado 13 de enero a a los Estados Unidos, procedente de la ciudad de Wuhan. Actualmente se encuentra hospitalizada y estable, según informaron en una rueda de prensa a AFP.

Actualmente hay unas 50 personas que están siendo sometidas a análisis por presentar síntomas que hacen sospechar que son portadoras del conavirus, mientras que otras 11 resultaron negativas.

La Organización Mundial de la Salud aún no decreta la emergencia internacional y pide a China vigilancia extrema, a la par que este país, construye aceleradamente un hospital exclusivo para recibir a los pacientes que padezcan este mal.